Si no hay fuerza espiritual
No hay felicidad

La respiración se entrecorta

El corazón no funciona bien

Comienza a latir con mayor rapidez

Nuestro pensamiento
no es consecuente

Se desvía de algo
que se tenía proyectado

Piensan, creen que…
“lo mío es lo mejor”

La pregunta es….. ¿Es lo mío lo mejor?...

Los pensamientos negativos son
consecuencias de nuestra falta de fe.

Fe significa creer en lo que no se ve.

¿Es “la desconfianza”,
la generadora de “la duda”?

Es allí donde comienza la
búsqueda de apoyo o consejo.

¿Con quién…?.

De Dios dirán; o pondrán el
nombre de lo natural a lo que quieran.

Una forma más de escapar de aquella vida que lo rodea.

Practicarán ejercicios armónicos con su
capacidad como medio de “liberación”.

Piense: ¿Que tiene mi yo interior?
¿Y si voy a un psicólogo?

¿A una sesión espiritual…?

¡Hay tantos lugares!

Debo saber que es: FUERZA ESPIRITUAL.